Temple University

Top Watermark

¿Es Trabajo Social la Clave en la Lucha contra el Suicidio?

(Read in English)

Hay una urgencia en las palabras cuando Carolina Hausmann-Stabile habla acerca de su trabajo. Y eso es porque su trabajo tiene que ver directamente con cuestiones de vida y muerte. Hausmann-Stabile es una profesora asistente en la Escuela de Trabajo Social de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Temple. Ella estudia las conductas suicidas de adolescentes latino americanas, un fenómeno que están en aumento. Su trabajo sugiere que la perspectiva disciplinaria del trabajo social provee herramientas muy útiles para comprender y prevenir este fenómeno tan complejo.

El Centro para Control de Enfermedades de los Estados Unidos confirmó que las muertes por suicidio están incrementándose en los Estados Unidos, incluyendo entre las niñas adolescentes.  Hausmann-Stabile ha identificado patrones similares en México, Colombia, Venezuela, Chile, Argentina, Perú y Uruguay.  Es en estos países en que ella concentra su trabajo. Ella dice que “la prevalencia de las conductas suicidas en Latino América está en aumento, incluyendo en países que tradicionalmente tenían niveles muy bajos de suicidio.”

¿Qué está sucediendo? Las causas son muy complejas pero Hausmann-Stabile cree que los cambios en las dinámicas familiares cumplen un rol central en este fenómeno. “Más y más padres y madres trabajando largas jornadas fuera del hogar. Estas ocupados y muy preocupados, y los niños están creciendo solos,” nos dice. “Algunas familias no tienen las vínculos emocionales profundos que les ayudan a lidiar con los desafíos de criar adolescentes, porque no han podido pasar suficiente tiempo juntos.” En otras palabras, Hausmann-Stabile sugiere que las conductas suicidas de las adolescentes son síntomas de cambios a nivel de la sociedad, así como también de cuestiones vinculares y de circunstancias individuales.

Hausmann-Stabile sugiere que las conductas suicidas deben ser tratadas a nivel familiar, comunitario y social, y es por eso que ella aplica los paradigmas del trabajo social para estudiar este fenómeno. “Tenemos que generar dialogo” nos dice. “Como trabajadoras sociales, estamos entrenadas para conectar a las personas y para valorar sus respectivas capacidades.” En cada uno de los países en que ella está desarrollando su trabajo, Hausmann-Stabile ha armado una red de expertos colaboradores, desde clínicos a académicos, políticos y miembros de la prensa. El primer paso en este proceso es comprender como fomentar más dialogo publico acerca de las conductas suicidas en lugares donde las normas culturales y las políticas públicas han prevenido que esto suceda.

Sin embargo, las cosas están cambiando. Encuentros en Argentina, Chile y Perú atrajeron a muchísimas personas, no solamente a los expertos invitados, sino también a familias, a trabajadores de hospitales y a otros que querían compartir sus experiencias y preocupaciones. “Nos abrió los ojos, considero que la cantidad de personas interesadas en este tema sirve de termómetro para comprender lo que está sucediendo,” dice Hausmann-Stabile. “Los políticos y los agentes de salud pública están comprendiendo que las conductas suicidas son un tema que no puede ser ignorado.”

Hausmann-Stabile está a punto de comenzar a colectar datos de adolescentes con intentos de suicidio en cada uno de esos países, que serán compartidos con la red de expertos colaboradores para generar ideas de prevención de conductas suicidas. Ella sugiere que las adolescentes y sus familias necesitan herramientas para conectarse en momentos de crisis. “Necesitamos ayudar a las familias a sentirse apoyadas, proveerles espacios a los que recurrir cuando necesitan ayuda,” sugiere ella. “Necesitamos ayudar a las escuelas a educar acerca de cómo lidiar con problemas de salud mental.”

A pesar de lo preocupante que es esta situación, hay muchas razones para tener esperanzas. Estas colaboraciones están generando investigaciones en Chile, donde la Fundación Tierra de Esperanza, una organización dedicada a proveer servicios a niños y jóvenes, acaba de someter su primer aplicación para fondos para estudiar las conductas suicidas de los jóvenes. Hausmann-Stabile es una consultora en esta beca de investigación. Y el Gobierno de la Provincia de Córdoba, en Argentina, ha públicamente apoyado la labor de investigación que Hausmann-Stabile está desarrollando junto con los colegas de la Clínica Privada Saint Michel, una organización dedicada a servicios de salud mental. “En Latino América hay una larga tradición de formar excelentes profesionales de salud mental y estamos trabajando juntos para desarrollar conocimientos que nos ayuden a prevenir las conductas suicidas de los jóvenes.”